Jueves, 24 de Abril del 2014
                   CANAL TERRITORIAL DE LA PROVINCIA CUBANA DE GRANMA, DESDE BAYAMO, CRISOL DE LA NACIONALIDAD CUBANA SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES 

 
 
  

Economía desde un laboratorio
/ 06 de Marzo del 2012-12:03:43
Versión para impresiónEnviar a un amigoVersión en PDF

Si el razonamiento económico es el prisma fundamental a través del cual se observa, analiza y transforma la actualidad nacional en su avance a un futuro inmediato y sostenible, Úrsula Margarita Rosabal es uno de esos cubanos convencidos de que asumir tal principio como una responsabilidad individual, es clave de éxito en la ruta hacia el progreso de la Isla.

Según ella, licenciada química e investigadora de la Empresa, cada quien debe ser conciente, primero, de las necesidades del país que puedan vincularlo, y luego contribuir a su satisfacción desde el puesto laboral. 

As&´ lo comprendió, fue consecuente, y hoy sus valiosos aportes son los mejores avales de la manera de pensar y sugerir.

INCONFORMIDAD CREADORA

Aunque lo hacía con agrado, Úrsula nunca se conformó con la rutina de preparar para enviar a La Habana una muestra de cada tanque de propilenglicol, sorbitol y glicerina, que llegaba como materia prima importada a la Empresa Laboratorio Farmacéutico Líquidos Orales (MEDILIP), donde trabaja.  

    
  «Ahora somos capaces de cubrir todas nuestras necesidades e incluso las de otros laboratorios, revirtiendo en ganancias los gastos anteriores».
   

Como medida de precaución, es regla que a cada envase de estas sustancias -constituyen el 60 % de los fármacos líquidos fabricados en la planta granmense, única de su tipo en la nación- es necesario confirmarle la no presencia de contaminantes altamente tóxicos, como el etilenglicol y dietilenglicol. En consecuencia, y por no disponer de la tecnología necesaria, las muestras eran enviadas siempre al Centro de Investigaciones y Desarrollo de Medicamentos (CIDEM).

“Nunca me incomodó hacer diariamente la misma acción de preparar los ensayos para mandar, porque me gusta estar en el laboratorio; pero ciertamente la tarifa por el servicio -una parte en divisas-, más los consabidos gastos por transporte, el retardo en los resultados, y en sí misma la gran cantidad de preparados para analizar, exigían una solución económica al asunto”, inicia Úrsula.

La especialista A en ensayos físico-químicos de medicamentos, quiso buscar ella misma la respuesta e inició entonces una paciente investigación, a fin de diseñar una técnica analítica que respondiera a la necesidad de la empresa de ser autosuficiente en el estudio químico de las materias primas y productos terminados.

¿Resultado? Dio en el centro de la diana: encontró un procedimiento certero, y al cabo de un año de aplicación, la institución bayamesa se había ahorrado casi 300 mil pesos.

La invención le valió a Úrsula un Premio QUIMEFA del fórum ramal del grupo empresarial en 2011, y entre las investigaciones de todos los laboratorios, fue relevante y la de mayor impacto económico del año.  

APORTE EN CIFRAS

“El fabricante siempre vende su producto como el mejor, pero no disponer de la herramienta analítica para confirmar la aptitud de la materia prima es muy peligroso”, explica Úrsula.

“Si bien al momento de elaborarlos tienen los requisitos de calidad, los contaminantes son resultados de reacciones internas de las sustancias y estas pueden acelerarse por las condiciones de almacenamiento, transportación, de manipulación (distancia, cambio de temperatura, humedad, movimiento).

“Entonces, con el propósito de cumplir esa exigencia en nuestro laboratorio, la empresa adquirió un moderno cromatógrafo de gases de altísima fidelidad, capaz de estudiar la sustancia en dos partes por millón; pero aún con el equipo en la mano, no disponíamos de la columna y el gas imprescindibles para realizar el estudio. Ese fue mi reto: encontrar otros adecuados para el ensayo”, subrayó.

“Así empecé a probar con varias columnas diferentes a la idónea. Experimenté con una, luego con otra, variaba las condiciones de temperatura, los tiempos en el equipo; o sea, diseñando por ajuste una técnica, hasta que la perseverancia me condujo a dar con una, ya no solo capaz de estudiar una única sustancia, sino las tres con el mismo procedimiento. Ahora solo debo cambiar la materia prima y obtengo datos confiables sobre si existen o no las impurezas en cada una. 

“Dicho grosso modo, la técnica es un estudio comparativo de una muestra diluida de la materia prima con otra de contaminante, y una vez que da positivo, mediante la fórmula diseñada es posible cuantificar la presencia de los componentes tóxicos. 

“Esa fue la esencia de la investigación y lo que aplicamos hoy con total seguridad y garantía. Ahora somos capaces de cubrir todas nuestras necesidades e incluso las de otros laboratorios, revirtiendo en ganancias los gastos anteriores.

“Nótese que cada análisis por ensayo enviado costaba a MEDILIP 174 pesos, de ellos 91 en moneda convertible, y si en nuestro laboratorio el gasto por muestra equivale a poco más de cinco pesos, entonces los 1 725 ensayos realizados en el primer año de aplicación de la técnica reportaron al centro un ahorro de casi 292 mil pesos.”

Además del evidente alivio económico para la empresa, otros aportes validaron la técnica de Úrsula, como la definición del patrón límite de presencia de los contaminantes en los tres productos, “pues la literatura solo reportaba el de la glicerina (0,25) y no daba ninguno para el propilenglicol y el sorbitol”, apunta.

“Sin embargo como medida de precaución -acota-, aunque determinemos que la presencia de etilenglicol y dietilenglicol están por debajo del límite establecido, si no es cero, nuestro laboratorio no emplea el contenido de ese envase en la fabricación de los medicamentos orales. Los usos son otros, como los fármacos tópicos, que no impliquen ingestión.”

Otra vez desde un ejemplo cotidiano y con nombre de mujer, la ciencia cubana impuso su prestigio y talento a la dificultad; ahora con una demostración magnífica de cuánto puede aportar a la economía nacional la voluntad creadora individual, surtidora de soluciones incontables y beneficios comunes, e igual de valiosa si se practica en el surco, el taller, o entre las probetas de un laboratorio. ´

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Comentarios

Noticias por autor


Añade a RSS

Contáctenos

Visite el Foro